Goya en Madrid.

Sensible, observador y rebelde definen la figura de uno de los artistas más internacionales que nos ha dejado la Historia del Arte. Nacido en Zaragoza, fue acogido en Madrid muchos años en los cuales sobrevivió gracias a su oficio de pintor hasta convertirse en uno de los grandes genios de la pintura.

Su obra es una magnífica carta de presentación de la sociedad en la que le tocó vivir, de la monarquía, la guerra y de la vida cotidiana de hombres y mujeres anónimos de la historia. Por todo ello y porque parte de su legado se encuentra aquí, Goya se ha ganado un gran hueco en la historia de Madrid.